sábado, 9 de mayo de 2009

Año 1951 - La Virgen en el libro: El canton de Cosamaloapan

Otro libro que documenta la historia de la Virgen de Cosamaloapan y sus templos es el realizado por el Prof. Octaviano Corro en 1951. Se reproduce exactamente como esta publicado, el analisis comparativo de este documento junto con los otros libros (y de otros datos sueltos que circulan en internet) se hara en un articulo por separado.

No se quiere dejar de mencionar algo importante la distinciòn que hace el autor entre la Virgen de la Concepciòn y la Virgen de Nuestra Señora de la Soledad, que implicitamente maneja como independientes, marcando a la primera como la que se apareciò milagrosamente.


Corro Ramos, Octaviano
El Canton de Cosamaloapan. Noticias de geografia y de historia.
Cosamaloapan: La Impresora, 1951.


pp. 165-166

La historia de la apariciòn de la Virgen de la Concepciòn del pueblo de Cosamaloapan es, segùn los datos recogidos en 1763 por el señor Josè Pèrez Zamora, Cura beneficiado y Juez Electo por este partido que se preocupò por realizar investigaciones, asì en los archivos de su Iglesia como entre sus feligreses acerca de este suceso, porque segùn su propio decir “habia muchos deseosos devotos de su religiòn de saber su origen.” De las declaraciones de los vecinos màs antiguos y fidedignos, interrogados en presencia del Padre Zamora y del Notario Eclesiàstico, Hipolito Josè Hernàndez se desprende la siguiente historia:

A fines del siglo XVI unos arrieros que partìan rumbo a Oaxaca, caminando algùn trecho que unìa la nueva con la vieja Veracruz, se encontraron una mula muerta con una caja que tenìa un letrero que decìa “para la Iglesia de Cosamaloapan”. Los arrieros continuaron su viajè y en Oaxaca abrieron la caja y se viò que era la Virgen de la Concepciòn, la que fuè llevada al pueblo de Otlohapan en la Chinantla. En el año de 1687, una inundaciòn muy terrible azotò la iglesia que se pecipitò rio abajo arrastrada por las aguas. La Virgen de la Concepciòn quedo en un remanso del rìo, del poblado de Cosamaloapan, que posteriormente se denomino Paso de la Virgen. Nada dicen los documentos que obran en el Archivo Parroquial del hecho fabuloso de que la virgen fuè llevada a Amatlan y de allì se regreso una, dos, y tres veces y que pidiò una Capilla en el sitio donde se habìa aparecido; si afirman todas las declaraciones que al pasar el suceso habia una Capilla en la poblaciòn, y que las gentes principales acordaron hacer una Capilla y Santuario para la Virgen recièn aparecida.

Antes de este acontecimiento, en la Iglesia de San Martìn Cosamaloapan, se tenìa cofradìa a Nuestra Señora de la Soledad, segùn nos dejò informes el Juez Congregador Josè de Solis en 1600; y pertenecia el pueblo a la doctrina de Amatlàn, siendo Clèrigo beneficiado Joan Silva Gavilàn; la Cofradìa a Nuestra Señora de la Soledad durò muchisimo tiempo con esta denominaciòn, aùn mucho despuès de que la Virgen de la Concepciòn señoreara la fe de todos los creyentes.

En el año de 1703 se dedicò a la Virgen su propia iglesia, se le coronò y se hicieron suntuosìsimas fiestas siendo Cura beneficiado Don Francisco Gòmez de Espinosa. Muy cerca del rìo se hizo la construcciòn de mamposteria, de manera que el rìo fuè acercandose poco a poco a ella; ya en 1714 la iglesia estaba a 12 varas del barranco, segùn se afirma en los diversos testimonios de los que diò fe el Notario Eclesiàstico Hipolito Josè Hernàndez. Al llevarse el rìo la capilla, en fecha que desconocemos se traslado la iglesia al lugar donde estuvo el “Teatro Juarez” y se procedio a levantar, en el sitio que actualmente ocupa, la iglesia monumental y suntuosa que planeara el insigne Tolsà, y cuyo proyecto fuè obsequiado al pueblo por el Virrey Don Josè de Iturrigaray. Se iniciò la construcciòn en 1806, oficiandose ya en ella en 1860; continuando desde esa fecha hasta el año actual, hacièndosele mejoras y ampliaciones. Especial empeño puso para su embellecimiento el Cura Francisco Fernàndez quien la doto de un altar mayor suntuosìsimo y de decoraciòn interior adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada